Charla de Alfonso Rovira sobre el Pont de Ferro

Ayer martes, en el archivo municipal, el cronista oficial gráfico, Alfonso Rovira, ofreció una documentada charla sobre la rehabilitación del Pont de Ferro de Alzira, la más importante que ha recibido la armadura metálica hace 22 años, entre el 8 de marzo y el 16 de octubre de 1995.

         Ante ciudadanos interesados en la materia, Aureliano Lairón, el otro cronista de la ciudad, presentó al conferenciante, que comenzó a describir historias vividas por él mismo, en los años ‘30 del pasado siglo, cómo era el entorno alrededor del puente, sus vecinos, sus fábricas y servicios, como la serrería de los Pardo, instalación vecina a la barriada de Les Barraques, -Arrabal de Santa María- al otro lado del río Júcar.

Entre otros, la recordada taberna del “Glorietero”, a Francisco Valle, jardinero real, le venía el “título” de la taberna, por vivir en el piso superior. Al lado del popular establecimiento de vinos, se situaba el “Palaciet” de los Pardo, dueños de la serrería más abajo, camino de Algemesí, que recibió una bomba en plena Guerra Civil, la noche del 5 de julio de 1938, cuando la “Pava”, un bombardero de la Aviazione Legionaria Italiana, que se desplazaba desde Palma de Mallorca,  pretendía volar el puente de hierro. Otra de las bombas, que no acertó el objetivo proyectado, fue a caer en el lugar conocido por el Vado, lugar cercano a la desembocadura del Júcar-Barxerta tras rodear y abrazar la barriada de la Vila, que en siglos pasados convertía la antigua Algetzira en isla, sin olvidarse de los motivos, que por transmisión oral, traslado la memoria a los presentes, del motivo del porqué desapareció en los inicios de la década de los años 30, el puente de San Gregorio.

         Tras este recorrido histórico, lleno de vivencias del conferenciante, vino explicación de la rehabilitación del puente de hierro, comenzando con el arranque de la importante obra de la que se responsabilizaron especialistas en esta misión, técnicos de la ciudad Navarra de Cintruénigo.

         Tras su inicio, el 8 de marzo de 1995, en el recorrido de los trabajos, que habían de durar cuatro meses, en julio, al explorar los bajos del puente, hallaron importantes daños, por lo que hubo que paralizar la obra y realizar un nuevo presupuesto, que sumó dos millones de pesetas al del inicio.

         Terminados los trabajos de rehabilitación, el 16 de octubre de hace 22 años, vino a Alzira para su inauguración, Luís Fernando Cartagena, conseller de Obras Públicas de la Generalitat Valenciana.

         El parlamento del conferenciante se vio enriquecido con la proyección de documentación gráfica, que puso en antecedentes a los asistentes al acto, del desarrollo de tan importante obra.

© 2007-2019 festalzira Alzira (Valencia) Diseño Creativo de