Octavi Vilà Mayo, abad del monasterio cisterciense de Santa María de Poblet, preside las ceremonias religiosas dedicadas a San Bernardo y sus hermanas Gracia y María

Octavi Vilà Mayo, abad del monasterio cisterciense de Santa María de Poblet, preside las ceremonias religiosas dedicadas a San Bernardo y sus hermanas Gracia y María.

Invitado por la Germandat del monasterio de Poblet, Cofradias patronales de San Bernat de Carlet y Alzira y Ayuntamientos de ambas poblaciones, han hecho que se desplazaran hasta Alzira, donde fueron martirizados San Bernardo y sus hermanas, Gracia y María en la partida de de Sant Bernat, estuvieran dos días en Alzira y Carlet, el abad Octavi y el Pare Salvador participando en los actos que se desarrollaron el sábado y domingo últimos en Carlet y Alzira.

Al medio día del sabado llegaron a Alzira donde fueron recibidos por el alcalde, Diego Gómez, José Luís Andres, de la Germandat de Poblet y los dos cronistas oficiales, Aureliano Lairón y el que suscribe esta crónica. Realizaron un pequeño recorriro por la ciudad; los casalicios de los Santos Patronos, monumento al rey Jaime en la plaza de la Constitución, lo que fue capilla de la Sangre y el inicio del circuito amurallado del Mercat. Después se trasladaron al Círculo Alzireño donde admiraron los salones valenciano y árabe de nuestra centenaria “Gallera”.

Al atardecer los liustres visitantes fueron recibidos en el Ayuntamiento donde en el Salón Noble se Sesiones, el alcalde les dio la bienvenida a la ciudad, en nombre de la corporación municipal, presidenta de la cofradía de Sant Bernat, Consuelo Peris; de la Viegen de Lluch, Antonio Sancho y Ana Lluísa Andrés; de la cofradia de la Murta, Juan Pellicer; falleras mayores con el presidente de la Junta. También se hallaba entre los invitados la alcadesa de Carlet, Maria José Ortega y el alcalde de Benimodo, Francisco Teruel. Tras firmar y añador una dedeicatoria en el libro de honor del Ayuntamiento y  obsequiar el alcalde al abad el “Libro de Pergaminos de la Cancillería Real” obra del cronista y archivero municipal Don José María Parra y una carpeta de dibijos de artias alcireños y de Manolo Boix, se trasladaron a la parroquia de Sanrta Catalina donde se celebraba el último dia del novernario dedicado a los patronos, donde al terminar la eucaritía, Consuelo Peris, presidenta de la archicofraaía patronal, les impuso la medalla de los patronos. A continuación, abriendo marcha la “Colla de xirimiters y tabaletets, la Rabossa”, desfilaron hasta los casalicios en la Avenida, donde ofrecieron ante las imágnes, como es tracional unas coronas de laurel.

El domino los alcreños nos desplazamos a la ermita de los Santos Patronos en Pintarrafes, donde se celebraba una misa el aire libre, amparados a la sombra los las moreras, donde a las nueve y media llegaba la pereginación de carletins en romeria desde la parroquia, portando las relíquias de los patronos, para celebra la euceristía al aire libre, en el “templo de la naturaleza”, presidida por el abad de Poblet. Pesamos que no caeríamos en el el error de escribir que en la explanada, bajo las moreras que acogían a más de un millar de fieles, devotos de San Bernardo -y las hermanas- hijo de Carlet, moje de Poblet y mártir de Alzira. Hubo en el ofertorio una gran participación de falleras, cofradias y devotos de los patronos. Al terminar la celebración, el abad Octavi, procedió a la bendición de la imagen de Sant Bernat, de bronxe, del artista Jaime Espí, de Carlet, obra que será obsequiada a la abadía de Poblet en la programada visita del 2 de septiembre, dia en que los monjes celebran la festividad a Sant Bermat. Esta bella imagen ha sidos costeada por los Ayuntamientos de Carlet y Alzira y cofradias patronales de Sant Bernat de ambas poblaciones.

Tras compartir el “pan y la sal” con los vecinos de Carlet y visitar detenidamente el ermitorio, nos trasladamos al Ayuntamiento de Carlet, donde el abad dejó impresa su dedicatoria en el libro de honor de este Ayuntamiento, obsequiándole la alcaldesa, Maria José Ortega, con un libro de la historia de Carlet al abad.

Una nueva parada obligatoria en Guadassuar, para visitar el lugar, en “Ravalet”, por donde discurría la acequia del ”Molinet”, donde fueron bautizadas las hermanas de Bernardo, con agua de este acequia, con los nombres de Gracia y María, cuando huían hacia Alzira, cuando eran perseguidos por su hermano Almanzor. Otra parada, también obligatoria, fue en la “Pileta del martir”, donde visitaron el hermitorio y la propia “Pileta”. De este punto nos trasladamos al Santuario de la Virgen de Lluch, donde este de “oblicgado cumplimiento”, visitar y besar el mando de la patrona y firmar en el libro de honor de la cofradía mariana.

Los visitantes, abad Octavi y Pare Salvador, degustaron, como debe ser, una suculenta paella en “El caramelito”, más conocido de los alcireños por el Club de Tenis Alzira, desde donde admiraron el  precioso valle de la Murta.

Por la tarde, a las 7.30 se celebró en el altar relicario la misa dedicada a los santos Patronos, presidida por el abad, al que acompañaban todos los sacerdores de las parroquias de Alzira y el párroco de Onda, ciudad hermanada con Alzira, donde también entre los invitados existía una representación de aquella ciudad.

La misa fue acompañada por la coral “Ciudad de Alzira” y al terminar partía la procesión general, este año un poco reducida del trayecto habitual, por las obras exitentes en las calles principales del Arrabal de San Agustín.

Terminamos narrando una pequeña anéctota. Al abad no se le secó la pluma para fimar en los libros de honor de los Ayutamientos de Alzira y Carlet; de la cofradía de Carlet; Ayuntamiento de Guadassuar, Santuario de la Virgen de Lluch; Archicofradía de Sant Bernat de Alzira y cofradia de la Virgen de la Murta.

Texto y fotos: Alfonso Rovira

Tags: , ,

© 2007-2017 festalzira Alzira (Valencia) Diseño Creativo de